Jul 08 2017

Céline Dion en París

Un año después de una gira en homenaje a su marido fallecido, la canadiense más francesa regresó a París.

 

 

 

 

 

 

 

 

El año pasado, Céline llevó su emotiva gira a París. No queriendo lanzarse a una extensa gira mundial, se conformó con dos conciertos en Bélgica y diez en París – Bercy (AccorHotels Arena). Pero desde el 15 de junio, la artista actúa por Europa, algo que no hacía desde 2013.

Tras un concierto en Burdeos delante de 32.000 personas y dos en Lille con un total de más de 60.000 espectadores, Céline regresó a Bercy, su escenario por excelencia en Europa. A las 21:05, comenzó el concierto llena de felicidad, con un pantalón negro, una camiseta y una chaqueta plateada. Un Bonsoir, Paris! dio comienzo al espectáculo: Céline ya no quiere compartir su dolor, sino retomar su vida de cantante. Ahora vuelve a fascinarnos, a impresionarnos sin esforzarse, como Johnny Hallyday.

Durante casi dos horas, la artista interpretó gran parte de su repertorio en francés, rodeada por 20 músicos (8 instrumentos de cuerda, 5 de percusión y 3 coristas). Tras Dans Un Autre Monde y Terre, dos himnos de los 90, Céline interpretó Encore Un Soir, la magnífica canción escrita por Jean-Jacques Goldman cuando falleció René Angélil.

Fue una noche llena de emociones, actuaciones muy sentidas pero, sobre todo, el sentimiento de querer seguir adelante. No olvidar, pero tampoco lamentarse. Estas fueron las palabras de Céline para los 15.000 espectadores de anoche: “Hace un año nos reunimos aquí con un concierto importante, muy íntimo, para pasar por una etapa muy difícil. Me apoyasteis hasta la última nota. Os lo agradezco de corazón.”

Antes de asegurar “sentirse parisina en su ADN”, Céline siguió demostrando su talento en concierto. El público enseguida reconoció temas como On Ne Change Pas o Je Sais Pas, que siguen sonando igual que en los noventa. La emoción se apoderó de la sala con Et Je T’aime Encore, interpretada con guitarra y voz. Céline, tranquilamente sentada junto a su guitarrista, intento hacer frente a la letra pero acabó derramando alguna que otra lágrima. No se vino totalmente abajo; paró un segundo y retomó la canción, no sin una merecida ovación del público. Con su inmensa profesionalidad, siguió adelante ante todo. Llegó un cambio de tono con A Vous, una dinámica declaración de amor al público.

 

 

 

 

 

 

 

 

Afortunadamente, Céline también sabe sorprender. En la siguiente canción, Le Ballet, se presentó con un ajustado mono brillante y en brazos de su bailarín. Durante cuatro minutos, el público se quedó sin palabras, fascinado por una coreografía tan sensual como inesperada, metiéndose en el universo de Shakira o Beyoncé. Podría resultar de un total mal gusto, pero la canadiense tiene ese don natural de hacer que las cosas más extravagantes parezcan cotidianas. “¿Os ha gustado?” preguntó inocentemente al público, que comenzó a aplaudir. Y en lugar de volver al camerino para cambiarse, se puso una inmensa capa negra para interpretar dos temas muy famosos en París: S’il Suffisait D’aimer y Ziggy, de Starmania. El resto del concierto es más clásico; en la parte final, Céline no busca sorprender, sino interpretar sus temas más conocidos: Love Can Move Mountains, River Deep Mountain High y The Show Must Go On.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A petición del público, se pone un vestido con luces para interpretar My Heart Will Go On (aunque hay quien habría preferido All By Myself, cuestión de gustos…). Y para despedirse del público en condiciones, Céline atraviesa el auditorio y se coloca sobre la mesa de mezclas. Manda un saludo a su hijo e interpreta, en medio del público, Pour Que Tu M’aimes Encore, su mayor éxito en Francia.
Tras acabar la canción, su coche la espera a la salida del auditorio. Céline ha hecho un trabajo maravilloso, renovando totalmente el espectáculo del año pasado. Aunque hay quien critica los efectos visuales, algo pasados de moda, no se puede complacer a todo el mundo. Anoche en París, Céline Dion demostró que sigue siendo la mejor intérprete de los últimos veinte años, con toda humildad…
Repertorio del 4 de julio en el AccorHotels Arena de París
 
1. Dans Un Autre Monde
2. Terre
3. Encore Un Soir
4. L’étoile
5. On Ne Change Pas
6. Je Sais Pas
7. Immensité
8. Et Je T’aime Encore
9. Zora Sourit
10. Si C’était à Refaire
11. A Vous
12. Le Ballet
13. Because You Loved Me
14. S’il Suffisait D’aimer
15. Ziggy
16. Tous Les Blues Sont Écrits Pour Toi
17. Refuse To Dance / Love Is All We Need / Black or White
18. Love Can Move Mountains
19. River Deep, Mountain High
20. The Show Must Go On
21. My Heart Will Go On
22. Pour Que Tu M’aimes Encore
Artículo tomado de: celinedionspain

1 comentario

    • Alejandro on 16 julio, 2017 at 3:43 PM
    • Responder

    esta gira me encanto tengo una cantidad de fotos de ella

Deja un comentario

Your email address will not be published.